Cartas de amor para enamorar

Cartas de amor

Carta  Nada ni nadie te arrancará de mi

Nadie te arrancará de mis pensamientos; El sol dejará de sonreírle, a una tarde de ardiente verano. Las flores dejaran de brotar en primavera y no darán su acostumbrado perfume, en los jardines y en los campos.

Tal vez el océano pierda su azul verdor, al observarlo a la distancia, pero yo jamás te sacaré de mis pensamientos. Y te pasearás triunfante en mi memoria. Nada hará cambiar mi forma de amarte.

Quizá nunca toques mis manos, ni acaricies mis cabellos en una noche, que invite a una intimidad delirante, más mi alma travesara fronteras, y estará allí junto a ti para amarte.
Te amaré hasta el amanecer, hasta dejarte extenuada, llena de mi amor, de mis caricias y mis besos y lloraré de emoción al sentirte solamente mía.

Permaneceré siempre a tu lado.

Estaré en tus noches tristes, en el susurro del viento por las tardes, cuando creas que la noche ha llegado y todo sea oscuro par ti, estaré en una estrella, alumbrando tu destino para que puedas seguir tu camino.

Clamaré a Dios para que seas feliz, aunque no sea a mi lado y cuando al final hayas encontrado con quien compartir tu vida, me retiraré en forma silenciosa.

Y cuando de vez en cuando quieras recordarme, me encontrarás en el rocío suave de una rosa, o en una gota de lluvia en una tarde cualquiera, o tal vez en la sonrisa de una pareja de enamorados

Te quiero Sigue leyendo

Mejores cartas de amor para mi novia

Hoy os traigo una pequeña recopilación de cartas de amor para mi novia que podeis dedicar a las vuestras si así lo deseais, prometo no decir nada ;) Espero que os gusten y que podais sacarle provecho, allá vamos:

1. Me quedo callado

A veces los sentimientos surgen cuando no hay nadie alrededor, ni siquiera tú. La vida pasa muy deprisa y encontrar momentos de intimidad se complica cuando la soledad se ve como un estigma, como un mal regalo del que debemos deshacernos cuanto antes, pero llegaste tú. Justo cuando pensaba que la soledad no era sino una tierna aliada que me mecía suavemente y me protegía, viniste a romper su hechizo y a demostrarme que querer y entregarse es posible y necesario. Gracias a ti se que el amor no es perfecto, pero tampoco lo pretendo. Buscar un ideal es perseguir lo imposible, y perseguir lo imposible solo lleva al fracaso. Poco a poco he aprendido a amar tus imperfecciones, que te hacen imperfectamente perfecta. No solo eso, sino que me has enseñado a quererme a mí mismo y aceptarme tal y como soy, porque al verme reflejado en tus ojos he descubierto más sobre mí como ser humano de lo jamás hubiera soñado. Por todo ello, en mis silencios, en mis momentos de soledad, me quedo callado y te doy las gracias. De entre todas las cartas de amor para mi novia que recopilamos en este artículo, sin duda ésta es una de mis preferidas: Sigue leyendo